PUBLICIDAD

El compromiso de Colombia para enfrentar el cambio climático

El mundo esta pendiente de la Cumbre Mundial de Cambio Climático, y el presidente de Colombia Juan Manuel Santos se encuentra en París participando de la COP21.

Cumbre-Mundial-de-Cambio-Climatico-COP21El presidente dejó clara la posición de Colombia y manifestó estar dispuesta a participar de un acuerdo que salve a la humanidad del calentamiento global.

La presidencia de la República de Colombia nos cuenta que mientras que la temperatura media del planeta sigue en aumento el reto más grande que tiene y ha tenido la humanidad hasta hoy, y Colombia es particularmente vulnerable a este fenómeno. Tenemos una riqueza natural extraordinaria: contamos con montañas, selvas, bosques, suelos fértiles, páramos, un gran patrimonio en agua, y amplia variedad de flora y fauna. El aumento de la temperatura afecta a cada uno de estos ecosistemas y nos produce sequías, disminuciones de nuestra producción agrícola, amenazas a especies animales y vegetales, e impactos en nuestra salud y supervivencia.

Por eso, luchar contra el calentamiento global es un reto que nos exige, como nación, responder con altura y decisión.

Ante el mundo entero Colombia está expresando su compromiso de reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero en el 20%, con relación a las emisiones proyectadas para el año 2030. Es una meta significativa que requerirá del trabajo decidido de todos.

Pero sabemos que debemos hacer más. El gobierno ha catalogado a la agenda climática como prioridad dentro de los planes nacionales y regionales. Seguiremos ampliando las zonas protegidas de nuestro territorio -que son fuente de agua y oxígeno para el planeta-, de forma que quedarán protegidas para el año 2018 un total de 20 millones de hectáreas para fortalecer los esfuerzos por reducir la deforestación. Estamos hablando de prácticamente la quinta parte de nuestro territorio.

Otro propósito crucial que favorecerá al medio ambiente será la paz. Terminar el conflicto armado implicará también el fin de los atentados contra oleoductos, y la disminución de los cultivos ilícitos y la minería ilegal, que tanto afectan nuestro entorno natural, y que son fuentes de financiación de los grupos armados ilegales.

Nuestra voluntad es sumarnos a este gran reto global que debe convertirse en un logro para la supervivencia de la humanidad. Tenemos toda la decisión de apoyar las medidas necesarias para que nuestro planeta siga siendo, por milenios, nuestro hogar.