PUBLICIDAD

Sigue la prueba de biodiesel en camiones por parte de Chevrolet

camiones-ecologico-chevroletHoy comienzan las pruebas de larga duración con biodiésel de aceite de palma en una flota de nueve vehículos de transporte de carga, cuyo propósito es recorrer 900 mil kilómetros en la ruta Bogotá – Villavicencio – Sogamoso durante dieciocho meses.

Las pruebas que corresponden a la tercera etapa de este estilo realizadas en Colombia y con las cuales se completarán dos millones de kilómetros, hacen parte del convenio de cooperación tecnológica suscrito en febrero de 2009 entre Ecopetrol S.A., Fedepalma – Cenipalma, GM Colmotores y el Ministerio de Minas y Energía.

Se utilizarán nueve camiones Chevrolet NKR que operarán en sus rutinas normales. Esta flota fue suministrada por GM Colmotores a la empresa Coordinadora Mercantil.

Ecopetrol estará a cargo del aseguramiento de la calidad de los combustibles y biocombustibles y sus respectivas mezclas en proporciones del 5%, 10% y 20%; Fedepalma – Cenipalma coordinará todas las actividades y logística de las pruebas y GM Colmotores realizará el mantenimiento e inspecciones técnico-mecánicas a los vehículos.

De igual forma, la idoneidad de los datos y resultados serán verificados por el Grupo de Manejo Eficiente de Energía (GIMEL) de la Universidad de Antioquia. Cabe anotar que para el almacenamiento del combustible y biocombustible y el suministro de las mezclas a los vehículos, se diseñó y construyó una estación de servicio que funcionará dentro de las instalaciones de Coordinadora Mercantil en Bogotá.

Este proyecto permitirá evaluar el impacto del uso de mezclas superiores al 5%  de biodiésel y la obtención de mayor información sobre la estabilidad de calidad del biocombustible y su desempeño de acuerdo con las condiciones del parque automotor de carga del país.

Actores del convenio

Fedepalma y Cenipalma, desde hace cuatro años, como representantes del sector palmicultor colombiano  se han comprometido con el Programa Nacional de Biodiésel y en especial con la evaluación del biodiésel de palma como combustible en el país.

Para Ecopetrol el ingreso en el mercado de los biocombustibles constituye parte fundamental en su estrategia corporativa hacia el año 2015 de ser una empresa global de energía y producir un millón de barriles de petróleo equivalente. Particularmente, es una acción estratégica  dentro del programa de mejoramiento de la calidad de combustibles que busca ajustar la producción de la empresa a los estándares internacionales y contribuir al mejoramiento de la calidad del aire y la protección del medio ambiente

Por su parte, GM Colmotores el principal fabricante nacional de la industria automotriz está comprometida a apoyar las iniciativas gubernamentales orientadas al desarrollo de nuevas fuentes energéticas, sustitutivas de los combustibles fósiles y en particular de aquellas que generen desarrollo económico para el país como son las de biocombustibles para el sector agrícola.

En este sentido, Colmotores se ha unido a los esfuerzos del Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Minas y Energía, Ecopetrol, Fedepalma y Cenipalma, para evaluar el uso del biodiesel en el parque automotor del país.

La participación de GM Colmotores consiste en  proveer nueve camiones Chevrolet NKR, los cuales serán usados en los ensayos definidos en el proyecto, y adicionalmente aporta recursos económicos y personal altamente calificado para el desarrollo de las pruebas de larga duración con biodiesel de palma en una flota de vehículos de transporte de carga.

Coordinadora Mercantil se ha motivado a abrir nuevos caminos para la globalización de la economía colombiana y mediante alianzas comerciales ha ampliado sus servicios a los exportadores, permitiéndoles expandir sus mercados a cerca de 200 países en 5 continentes.  El modelo permitirá exportar puerta a puerta, evitando intermediación e inversión de gran infraestructura en el exterior.

La importancia de estas pruebas es lo que permite al sector palmicultor posicionar al biodiésel de palma como combustible y por ende al aceite como la materia prima para este biocombustible en el país. Este hecho contribuirá de forma decisiva a la sostenibilidad de los empresarios del sector ya que les genera y garantiza un nuevo mercado local para el aceite de palma.

Primer estudio, un referente mundial

Entre 2007 y 2008 se realizaron las primeras pruebas de larga duración utilizando buses del operador Sí99 del sistema Transmilenio en Bogotá, se recorrieron un millón de kilómetros y se consumieron 41.512 galones de biodiésel. Dichas pruebas actualmente son referente mundial para el desempeño de los vehículos con biodiésel de palma en mezclas con el diésel fósil en proporciones de 5%, 10%, 20%, 30% y 50%.

Los resultados de estas pruebas fueron concluyentes en torno al desempeño óptimo de los vehículos con las mezclas diésel – biodiésel, y beneficios ambientales por reducción en la emisión de gases contaminantes tóxicos, gases de efecto invernadero y material particulado. Del mismo modo, permitieron comprobar que el desempeño de los vehículos de Transmilenio con mezclas de diésel-biodiésel de palma superiores a 5% fue satisfactorio sin necesidad de realizar modificación alguna al motor.

Antecedentes del primer esfuerzo

Con el fin de evaluar la factibilidad técnica del uso de las mezclas diésel – biodiésel de palma en el país, desde hace más de cuatro años, el Gobierno Nacional y el sector privado vienen haciendo pruebas que han sido lideradas por Fedepalma – Cenipalma y Ecopetrol S.A.

Estas pruebas en su primera etapa incluyeron la caracterización fisicoquímica del biodiésel de palma como combustible diesel, la evaluación de las emisiones de gases efecto invernadero y dieron paso a una segunda etapa con las pruebas de larga duración en sistema de transporte masivo de pasajeros y en ellas se contó con la vinculación de las empresas Sí99 y Transmilenio.

Ya en esta tercera fase de pruebas, el proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Minas y Energía, GM Colmotores, Coordinadora Mercantil, Ecopetrol – ICP y Fedepalma – Cenipalma y consiste en evaluar el comportamiento de las mezclas B5, B10 y B20 en cada camión durante 100.000 kilómetros en las carreteras del país