martes, junio 22, 2021
Salud

Tuberculos VS. Cereales

Rigurosa investigación de la Universidad de La Salle logra desarrollar alrededor de 50 nuevas opciones productivas diferentes usando tubérculos, como: batata,  arracacha y  papa para elaborar harinas y almidones de consumo alimenticio. Un hallazgo importante en un país con altas cifras de desnutrición y población en la línea de pobreza absoluta.

Históricamente, la harina se obtiene de distintos cereales como: trigo, centeno,  cebada, avena y maíz. También existe –aunque menos común- las harinas leguminosas que provienen de granos como el garbanzo- . Razón por la cual está investigación es un verdadero avance en la producción de alimentos.

“El propósito de la investigación es innovar mediante la generación de harinas enriquecidas que sean útiles como insumo de procesos productivos que aporten a la nutrición humana; así como al desarrollo de Productos Alimentariosdice María Teresa Uribe, Coordinadora de Cooperación y Comunicación de la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia VRIT.

La Universidad de la Salle quiere liderar el desarrollo de las harinas procesadas a partir de tubérculos mediante el programa ZEDEO que además trabaja en la obtención de almidones modificados que permitan enriquecer la oferta de productos base para las industrias de alimentos.

“En este proceso científico, la Universidad de La Salle ha logrado hasta el momento desarrollar alrededor de 50 opciones productivas diferentes, haciendo un aprovechamiento de los  tubérculos, ya que estos almacenan grandes cantidades de  sustancias alimenticias como fécula, inulina y azúcar”, añade Uribe.

Los almidones tienen un número enorme de posibles aplicaciones en los alimentos, sirven como: adhesivo, formador de películas, estabilizante de espumas, agente anti-envejecimiento del pan,  humectante, estabilizante, texturizante y espesante.

Investigación pertinente en un mundo con hambre

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en Latinoamérica (FAO), existen 54,2 millones de personas sub nutridas de las que Colombia aporta entre el 12% y el 15%.

“Esta proporción puede llegar a ser mayor, si se tiene en cuenta que el fenómeno del cambio climático puede afectar en los próximos 40 años, desde un 9% hasta un 21% de las cosechas, otro 20% puede ser afectado por las plagas, enfermedades e impactos sanitarios postcosecha a esto se le agrega que un 10% de la producción agraria se pierde por equivocaciones humanas, políticas, militares y económicas”, explica Gustavo Correa Assmus, docente e investigador de la VRIT de la Universidad de la Salle.

Por eso la investigación que adelanta el programa ZEDEO de la Universidad de la Salle es una respuesta concreta frente al tema de la seguridad alimentaria de Colombia. El panorama deja en claro la necesidad de potenciar considerablemente el desarrollo agrario y su correspondiente agroindustria.

Ventajas nutricionales de los tubérculos

  • Deben consumirse casi a diario por su contenido de fibra
  • Poseen carbohidratos que aportan energía y vigor
  • Fuente de vitaminas, proveyendo cerca del 40% de la dosis diaria recomendada para la vitamina C. También contiene complejo B.
  • Rica en algunos minerales, como el potasio
  • Una fuente de proteína de alta calidad.
  • Casi libre de azucares solubles
  • Virtualmente libre de grasa

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.